Visor de contenido web

Construcción aeroespacial y naval

 

Seleccione la aplicación:

Visor de contenido web

El tratamiento térmico proporciona a muchos metales las características requeridas para su uso. A través del recocido, el endurecimiento, el templado, la carburación y la sintetización, procesos basados principalmente en la aplicación de nitrógeno, los metales adquieren dureza, flexibilidad, tenacidad y/o coloración de su superficie. Con ello estarán a la altura de cumplir las estrictas normas de estas industrias.

La soldadura TIG se utiliza especialmente para aceros de alta aleación, aluminio, titanio y otros metales no férreos. Puesto que estos materiales se emplean con frecuencia en la construcción aeronáutica, la soldadura TIG, tanto manual como automática, es aconsejable para este sector. Suministramos gases para una mayor velocidad de los procesos de soldadura obteniendo una mejor unión, mayor profundidad de fusión y menos deformaciones. 

El corte por láser se distingue por su alta precisión y velocidad del corte, la baja aportación de calor y poca deformación. Con el láser se pueden cortar perfectamente materiales como acero, aluminio y metales no férricos. Este proceso se emplea sobre todo en metales finos que requieren gran precisión. Messer ofrece para estos procesos gases de la gama Megalas que optimizan el rendimiento de los procesos de corte.

La proyección térmica consiste en recubrir la superficie de los componentes con polvo o cables para mejorar sus características. Estos recubrimientos sirven como protección contra desgaste y/o corrosión, y como protección térmica. Una de las variantes del proceso es la proyección térmica a alta velocidad y presión que da lugar a un recubrimiento de alta calidad que destaca por alta densidad, gran adhesión y resistencia al desgaste. 

Pruebas con helio para detectar fugas en los sistemas de almacenamiento y distribución de combustible y reactores de los aviones para garantizar su seguridad operacional.

Se usa nitrógeno para inflar los neumáticos de los aviones a fin de reducir el desgaste de los mismos y mejorar la seguridad.

Con la ayuda de argón o nitrógeno líquido se producen atmósferas inertes en la fundición de aceros para garantizar la calidad de las piezas fundidas y mejorar sus propiedades mecánicas.
La inertización para el proceso de curado en autoclave garantiza la seguridad y eficiencia del mismo. En este proceso se exponen las piezas estructurales de aviones, fabricadas en materiales compuestos, a altas temperaturas y altas presiones bajo una atmosfera inerte.

Aplicaciones por gas:

 

Argón Dióxido de carbono Helio Hidrógeno Nitrógeno Oxígeno
Fabricación de aditivos Transporte a temperatura controlada Recocido / Endurecimiento Proyección térmica Tratamiento térmico Proyección térmica
Tratamiento térmico Refrigeración después del tratamiento térmico Globo sonda Tratamiento térmico Corte por láser Corte por láser
Prueba de presión Técnica del frío Superconductividad   Inertización  
Inertización CO2 supercrítico Detección de fugas   Test acústico  
Proyección térmica   Prueba a bajas temperaturas   Mecanizado  
Soldadura   Inertización   Proyección térmica  
    Soldadura   Test de materiales  
    Proyección térmica   Técnica del frío  
        Curado por autoclave